¿Cuál fue el primer calendario del mundo?

27 octubre 2012

El ser humano parece que siempre se ha preocupado por contar el tiempo sobre todo desde la aparición de las primeras civilizaciones.
Observando el movimiento de los astros como el Sol y la luna, elaboraron sistemas de medida como los calendarios, que dividen el tiempo según las necesidades en días, meses y años
Para las sociedades primitivas, cuya vida estaba basada en los ciclos de la agricultura, era importante la contabilización del tiempo y así podemos pensar que algunas de las construcciones megalíticas servirían para esa función, como es el caso de Stonehenge (2.300 a.C). 
copyright: User:Me haridas
Considerado un calendario solar, este conjunto de cículos de enormes piedras adinteladas demuestra el esfuerzo de los seres humanos por el cálculo del tiempo. En el caso de Stonehenge se encuentra relacionado con el solsticio de verano puesto que ese día el Sol cruza el eje de la construcción así como con el solsticio de invierno, indicando la salida y puesta de la Luna.
Sin embargo, la primera referencia escrita que encontramos en la historia proviene del llamado "Poema de Gilgamesh", de época sumeria (alrededor del 3000 a.C). 
Este texto escrito en una tablilla de arcilla con escritura cuneiforme, cuenta la leyenda del rey sumerio Gilgamesh y ya menciona conceptos como el día, la noche, los meses y los años. 
Relieve de Gilgamesh
También los egipcios tuvieron su propio cómputo del tiempo. Observaron las crecidas del Nilo y su ciclo de inundaciones que duraban cerca de tres meses, esto condicionaba la época de las cosechas marcando el momento de la siembra y la recolección. 
Ellos elaboraron el primer calendario solar conocido de la Historia: Pergamino Rhind (mitad del s.XVI a.C) que establecía un año de 365 días, dividido en doce meses de 30 días. Una curiosidad del calendario egipcio es que solían contarse con el inicio de cada reinado siguiendo este orden: año/mes/estación/día/número cardinal y título del faraón reinante.
Papiro Rhing o de Ahmes (British Museum)
Los romanos por su parte utilizaban el sistema de kalendas que se referían a los primeros días de cada mes. Así surge la palabra "calendario" o conjunto de kalendas de un año.
Para los romanos, el primer año de su Historia era el Año de Rómulo,fundador de la ciudad de Roma, que tendría diez o doce meses, según algunas versiones. El año tenía cuatro meses de 31 días y el resto se contabilizaban con 30 días. Lo más curioso es que el año no empezaba en enero como en la actualidad, sino en marzo (mes dedicado al dios de la guerra Marte).
Ya en época de Julio César se realizó un nuevo computo de los meses, creandose el llamado "calendario juliano" a partir del 45 a.C y que estaría vigente en Europa hasta el siglo XVI.
copyright: Sailko
Este antiguo calendario establecía un periodo anual de 365 días y 6 horas, que comenzaba el 1 de enero y tenía un error de 11 minutos por año. Para ajustarlo, se estableció un año bisiesto (366 días) en los años divisibles por cuatro. Este día "más" se añadía en febrero, el 24 de febrero, danto lugar al llamado "bis sextus" puesto que esa fecha era el "sextus kalendas martii".

La reforma religiosa del siglo XVI introdujo un nuevo cómputo del tiempo: el calendario gregoriano ideado durante el Concilio de Trento a propuesta del Papa Gregorio XIII. Un grupo de cientificos, matemáticos y teólogos plantearon corregir los errores que se habían detectado en el calendario juliano.
Concilio de Trento, Iglesia Sta MªMaggiore. sXVIII
Tras una intensa labor de investigación llegaron a la conclusión que el año bisiesto debía repetirse cada cuatro años, excepto el último año de cada siglo que no fuera múltiplo de cuatro. De esa forma, el calendario litúrgico coincidiría mejor con el solar, aunque mantenía un mínimo error de 26 segundo de desfase por año.
El calendario gregoriano entró en vigor el 24 de febrero de 1582 por la bula papal "Inter Gravissimas" pero supuso un cambio drástico para ese año. Según las órdenes del Papa, debían "desaparecer" 10 días del calendario, así dejaron de contarse desde el 5 al 14 de octubre, el objetivo era que el equinoccio de primavera coincidiera con el 21 de marzo.
Aquellos países como España y Portugal que impusieron esta decisión pasaron del 4 de octubre al 15 de octubre. Curioso, no?
Alemania e Inglaterra lo adoptaría en el siglo XVIII y Rusia y Turquía ya en el siglo XX. En la actualidad es el calendario más utilizado en el mundo.

Otras civilizaciones también se preocuparon de medir el tiempo, por ejempo los astrónomos chinos realizaron un cálculo increíblemente preciso en el siglo V, estableciendo un año de 365, 2428 días Mientras que los mayas crearon un complejo sistema de ciclos, con años de 365 días que dividían en 18 meses de 20 días y 5 adicionales.
Símbolo del día 15 del ciclo Tzolkin de los mayas
En definitiva, la mayoría de los calendarios servían para fines prácticos en el cómputo de acontecimientos civiles y religiosos, así como en muchos casos pronosticaban el destino de las personas así como malos y buenos augurios.

Fuentes utilizadas:
Wikipedia 
www.abc.es
www.unlugarparalamemoria.blogspot.com.es
www.astro-digital.com












Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba