La escultura en el Arte Minoico

13 julio 2014


El Arte Minoico, desarrollado en la isla de Creta durante el III al II milenio a.C, no parece tener una escultura monumental como ocurre en otras culturas, pero en muchas de las construcciones palaciegas excavadas se han encontrado restos de pequeñas figuritas de gran dinamismo y sentido del volumen que demuestran cierta preocupación estética.
Suelen estar realizadas en marfil, oro y otros materiales, como la loza vidriada y la terracota, y en casi todas ellas predominan las representaciones femeninas, al estilo de diosas o sacerdotisas, aunque también existen figuras masculinas con formas de acróbatas y animales.

Diosas de las serpientes
Estas figuras femeninas pertenecientes al Minoico Medio se encuentran en su mayoría en el santuario de Cnossos.
Son diosas de la fertilidad o sacerdotisas y presentan una imagen esteriotipada: llevan el troso al descubierto, falda de volantes y serpientes enrolladas en sus brazos. 
La serpiente es la forma en que se representa a la Diosa Madre.
El tocado puede tener distintas formas, de turbante o de tiara, con los brazos separados del cuerpo con lo que el artista consigue romper la rigidez de la postura y abrir un espacio interior.
Se advierte gran detallismo en el tratamiento de los ropajes pero los rostros mantienen una expresión hierática de tipo arcaico.

Otros idolos femeninos son las llamadas “Poppy Godness” que están relacionadas con el culto a la fertilidad (luego serían la diosa Deméter o diosa de la Tierra) y también están hechas en terracota. Suelen ser más esquemáticas que las anteriores, presentando un cuerpo troncónico a modo de falda, rostro alargado y ojos almendrados e inexpresivos. Todas ellas levantan las manos en señal de oración y llevan un curioso tocado de amapolas (adormideras) o palomas.
Diosas de las amapolas. Museo de Herakleion (Creta). 1400-1100 a.C
Diosas de las amapolas
El significado de las amapolas en el mundo clásico estuvo relacionado con el culto a los Muertos.Según nos cuenta Teócrito, los griegos representan a Deméter como diosa de la amapola teniendo gavillas y amapolas en ambas manos.
En cuanto a las figuras de acróbatas y animales, destacan aquellos que están relacionados con el salto del toro, un ritual cretense muy extendido y del que encontramos imágenes tanto en la escultura como en la pintura mural. Suelen ser de pequeño tamaño y gran dinamismo, realizados en materiales como el marfil o el bronce fundido siguiendo la técnica de la “cera fundida“.
Acróbata y toro. Bronce. British Museum.1700-1450 a.C
Acróbata y toro
Representa quizás un ritual religioso donde un acróbata masculino salta sobre la cabeza de un toro. La pieza refleja el momento preciso del salto y ambas figuras están en movimiento. Algunas partes del cuerpo están incompletas quizás por error en la fundición puesto que los bronces minoicos tenían poco estaño. 
Modelo de casa minoica. Terracota. Museo Heraklion en Creta. 1600 a.C
En otros yacimientos se han encontrado pequeñas esculturas consideradas exvotos, puesto que la mayoría han aparecido en santuarios y tumbas, que parecen una especie de maquetas de viviendas.Gracias a ellas, podemos comprender mejor la manera de construir de la época con edificaciones llenas de columnas y terrazas porticadas. En algunas ocasiones incluso aparecen personajes dentro realizando ofrendas.

Como se ha mencionado antes, no es frecuente que la escultura minoica tenga gran tamaño pero uno de los mejores ejemplos es este rython (vaso ceremonial) con cabeza de uro considerado una obra maestra por su complicada técnica de elaboración y realismo.
Rython. Museo Heraklion de Creta. 1500 a.C
Rython con cabeza de toro
Realizado en piedra dura (esteatita negra) combina distintos materiales como el cristal de roca (ojos) , las láminas de oro (cornamenta) y las conchas (hocico). El artista consigue un gran naturalismo mediante la incisión sin pulir de la piedra que imita el pelaje del animal.

En cuanto al relieve, los trabajos más destacados se encuentran en los vasos decorativos que pudieron ser utilizados en ceremonias rituales, así como en vajillas de uso cotidiano realizados sobre materiales blandos de metal golpeteado y decorados con relieves narrativos. 
Algunos de ellos se hicieron en piedra tallada y demuestran la increíble técnica que tuvieron los artistas minoicos.
Vaso de los Segadores
Vaso de los Segadores  
Tallado en piedra dura representa la escena en bajorrelieve de unos campesinos volviendo de las labores del campo. Las figuras se colocan en varios planos de perfil portando los aperos de labranza y se considera uno de los primeros ejemplos de estudio de perspectiva de la Antigüedad.
La técnica aprendida de los egipcios se perfecciona en Creta con un cuidadoso trabajo para taladrar y pulir la piedra con materiales abrasivos como el esmeril.
En la orfebrería se repite el mismo tipo de relieve figurativo con escenas narrativas, uno de los más destacados ejemplos son los Vasos de Vafio (1500-1450 a.C) encontrados en un tholos en Esparta y que suponen un reflejo de la influencia minoica en la región.

Vasos de Vafio
 
Hechos con lámina de oro siguen la antigua técnica del repujado y posiblemente tuvieron una función religiosa. Ambos tienen escenas distintas relacionadas con la temática minoica sobre un fondo de olivos y palmeras típicas del mediterráneo:  
Vaso con escena bucólica, representa una escena de paisaje rocos donde un jóven conduce un toro salvaje y otro está atando las patas de otro animal.  
Vaso de escena dramática, el toro cae en la red y es atrapado mientras el resto de animales parecen atacar a un hombre.
 
Otra forma de expresión artística del estilo minoico son los sellos ceremoniales de los que se han encontrado numerosos ejemplos y que son muy frecuentes también en toda la región del Oriente Próximo.
A este tipo de trabajos se le denomina glíptica, es decir el tallado sobre oro y piedras semipreciosas como la amatistas, ágatas, cristal de roca o jaspe en piezas de pequeño tamaño. Es considerado un arte menor pero en Creta tuvo una gran difusión por la calidad que alcanzaron y que les hizo tener una amplia demanda sobre todo desde el continente por la cultura micénica.  
 
Se piensa que la técnica para elaborarlos fue traída de Egipto y perfeccionada en Creta donde el artista usaría un fino taladro para realizar la decoración con el máximo cuidado.
Se advierte una evolución temática en las piezas de este tipo, desde los meramente decorativos hasta los figurativos de la etapa final.
En un principio las representación humana fue muy esquemática pero posteriormente se hicieron más naturalistas.
Las mayoría de las escenas son de danzas, ceremonias de ofrendas y sobre todo, las diosas acompañadas de animales en la postura de “potnia therón” (diosa femenina flanqueada por dos animales rampantes) muy frecuentes en esta zona del Mediterráneo y que podemos ver repetida en la Puerta de los Leones de Micenas.  
Diosa femenina en postura “potnia therón“
Escena de salto del toro
Sello minoico llamado "Sacra Conversazione"
“Sacra conversazione”
En este sello ceremonial aparece una diosa madre sentada ante la presencia de un dios-niño en pie y portando un cetro.
Es considerado uno de los máximos ejemplos de la glíptica minoica donde el artista consigue gran esquematismo pero a la vez movimiento y relación entre las figuras.Este modelo tendrá gran difusión posterior en la cerámica micénica.

 
Fuentes: 

Arte Griego (Jacobo Storch de Gracia. Ed. Historia 16)/ www.heraklion-crete.org
www.geometriefluide.com
www.britishmuseum.org
Seguir leyendo...

¿Cuál es el texto impreso más antiguo del mundo?

20 junio 2014



Sabías que el texto impreso más antiguo del mundo recoge las palabras de Buda?
Este documento conocido como el sutra del Diamante, fue escrito en sánscrito, la antigua lengua sagrada de la India, y recopila los sermones de Siddhartha Gautama (Buda), fundador de una de las religiones más seguidas del mundo hace unos 2.500 años.
La historia de este excepcional documento así como la de su protagonista, es bastante curiosa. 
¿Quién fue Buda?
Su nombre real era Siddhartha Gautama y nació en el año 566 dentro de una familia de la realeza hindú. Se han encontrado evidencias arqueológicas de su existencia pero poco se sabe con certeza de su vida. Según cuenta la biografía mas aceptada, llena de mitos y leyendas, tras vivir entre el lujo y la riqueza con 29 años tuvo una revelación espiritual que le hizo renunciar a todo lo material, sacrificando desde entonces su vida a la meditación y la "privación total" base fundamental de su doctrina.
Esta alcanzaría una gran difusión en el continente asiático gracias a la sencillez de sus ideas. El budismo, al contrario que otras religiones, no busca una relación personal con la deidad sino que es una auténtica filosofía de vida. El individuo se convierte en su propio maestro al buscar la santidad con la meditación trascendental, la moralidad y la sabiduría, respetando todos los seres de la naturaleza para llegar a la verdad absoluta o Nirvana.
Es por tanto una nueva espiritualidad que se aleja de la creencia en un dios imaginario, puesto que Buda no es un profeta sino un ser humano, y su nombre hace referencia a "alguien que está despierto", "alguien que ha visto la luz", es decir un Ser Iluminado que conoce la verdad de la Vida. 
Su figura se convierte en modelo a seguir para sus fieles pero en realidad, no existe adoración hacia su persona.

En cuanto a la Sutra del Diamante, por qué es tan interesante?
Porque Buda nunca dejó escritos de su doctrina, sino que sus discípulos memorizaron cada una de sus palabras transmitidas de forma oral de generación en generación. Algo muy parecido a lo que sucedió con las doctrinas de Mahoma y el Corán.
Con el paso del tiempo, de la memoria se pasó a la escritura, y fueron surgiendo las llamadas "sutra" o discursos sagrados considerados por sus fieles realmente "la palabra de Buda". Algunas de sus historias nunca ocurrieron de verdad, pero servirían para transmitir la doctrina budista a través de metáforas que a veces son de difícil interpretación. Suelen comenzar con la frase " Así he oído", expresadas en prosa y en primera persona.
File:Subhuti diamond sutra detail retouched.jpeg



Las sutras tuvieron gran difusión en el continente asiático gracias al comercio a través de la Ruta de la Seda. Un de estos discursos fue traducido a lengua china hacia el año 400 por un monje indio conocido como Kumarajiva, del que se haría una copia en el siglo IX por Wang Jie. Este es el ejemplar que ha llegado hasta nuestros días casi por casualidad.
Durante siglos la Sutra del Diamante permaneció oculta dentro de una gruta sellada en la región de Dunhuang. Este lugar, parada obligada de la conocida Ruta de la Seda, supone un impresionante conjunto religioso compuesto por numerosas cueva y templos de gran valor artístico y espiritual que fue redescubierto para la historia a principios del siglo XX. En una de esas grutas apareció intacto nuestro texto. 
Compuesto por siete tiras de papel encolado, es sorprendente como fue impreso con bloques de madera tallados siglos antes de que Güttemberg inventara la imprenta. Estamos por tanto ante un documento único de gran valor, que hoy podemos disfrutar en la British Library de Londres.
Por lo que sabemos, esta joya escrita fue muy popular en su época puesto que era bastante fácil de memorizar ya que su canto apenas duraría 40 minutos. Hay que tener en cuenta que una de las partes más importantes del ritual budista es la recitación de salmos, que ayudan al budista no solo a la meditación sino a elevar su espíritu hasta el Nirvana con la liberación del cuerpo y la mente del mundo terrenal, y este el sutra era sencillo de recitar.
Existe una importante colección de sutras, algunos de gran extensión, con nombres tan sugerentes como el "sutra de la Tierra de la Felicidad", el "sutra de la Iluminación Dorada", o el "sutra del Loto" este último con más de ochenta mil palabras. Todos ellos pueden leerse o recitarse de memoria para cultivar no solo la mente sino también el cuerpo y el alma, y en la mayoría de los casos es mejor hacerlo en grupo como hacen los monjes budistas para conseguir una mayor concentración.
Como curiosidad destacar que en la actualidad, el budismo tiene unos 500 millones de seguidores en todo el mundo, que ha tenido una gran difusión en los últimos años y que se ha convertido en una de las religiones más importantes.

Fuentes: www.nationalgeographic.com/ www.bl.uk /www.spanish.dharmadrum.org

Imágenes: Creative Commons.

Seguir leyendo...

Ambición, guerra y traición en la Inglaterra del siglo XV

28 mayo 2014


Todos estos adjetivos pueden resumir lo que fue la "Guerra de las Dos Rosas" que desangró las tierras inglesas durante más de treinta años. 
Un enfrentamiento entre los miembros de la familia Lancaster y la casa de York por el trono de Inglaterra, y uno de los conflictos más complejos de la Edad Media. Fuente de inspiración de multitud obras literarias, desde Shakespeare hasta George R. Martin,autor del famoso best seller "Canción de Hielo y Fuego" - origen de la serie Juego de Tronos-, en ella se vieron implicados casi todas las casas nobiliarias del país.
Para comprender algo de este intrincada lucha de poderes, es necesario hacer un breve repaso de su origen y de sus principales protagonistas. Y te advierto que no es tarea fácil.
 ¿Por qué se llama "Guerra de las Rosas"?
Porque era el emblema de cada una de las casas enfrentadas, por un lado la Casa de Lancaster (rosa roja) y por otro, la Casa de York (rosa blanca)
La casa Lancaster: Rosa Roja
Retrato de Enrique VI de Lancaster

Su miembro más destacado era Enrique VI, un rey con una evidente incapacidad mental que gobernó de forma intermitente, durante una etapa de grave crisis económica y política. Con él se perdieron los últimos territorios ingleses en Francia, lo que provocaría una oleada de protestas que hizo estallar la anarquía por todo el reino. En realidad, la inestabilidad estaba promovida por una nobleza  rebelde, que consciente de su poder, aprovechaba cualquier excusa para reivindicar sus autoridad frente al monarca. Enrique VI estuvo casado con Margarita de Anjou, de origen francés, mujer convertida en pieza clave del conflicto por su capacidad de liderazgo ante el ejército y por ser una gran estratega política. Famosa por saber atraerse a los mejores aliados para defender a los Lancaster, incluso entre sus enemigos más acérrimos como hizo con el conde de Warwick
Margarita de Anjou. Manuscrito de Talbot Master (British Library)
La Casa York: Rosa Blanca
Son los aspirantes a arrebatar la corona a los Lancaster, que consideraban usupadores del trono. El cabeza visible de esta familia era Ricardo Plantagenet, duque de York,que junto a su propio hijo Eduardo -luego conocido como Eduardo IV-, conspiró gracias al apoyo de uno de los condes más poderosos del momento y su propio sobrino, el mencionado conde de Warwick.
Este personaje conocido como "Kingmaker" o "Hacedor de reyes", era el hombre más rico de Inglaterra después del rey, y aprovechó esa riqueza para apoyar a uno u otro bando según su conveniencia.

El enfrentamiento era inevitable y estalla la guerra...

En la batalla de San Albano (1455) la casa de York lanza un ataque aprovechando una crisis de locura de Enrique VI. La campaña dirigida por Ricardo de York supuso una gran victoria e hizo que éste recuperarse el título de lord Protector del rey- que en realidad le permitía gobernar en nombre del rey- y posicionarse en primera línea para heredar el trono de Inglaterra.  
Parecía que su intención era convertir en rey a su propio hijo, todavía menor de edad, Eduardo de Westminster, pero en realidad lo que pretendía el trono para sí mismo. Pensando que no encontraría oposición, su propuesta fue debatida en el Parlamento de Londres donde se terminó firmando el Acta de Acuerdo de 1460, en la que se aceptaban sus reivindicaciones, y lo convertían en heredero "de facto" a la muerte del monarca.
Sin embargo, estaba claro que el acuerdo no era del gusto de Margarita de Anjou puesto que dejaba a su legítimo hijo, fuera del trono. Buscando apoyos para su causa, la reina se dirigó a las tierras del norte conspirando en secreto contra los yorkistas. En 1460 decide atacarles en la batalla de Wakefield, que para sorpresa de todos, fue una terrible derrota que le costó la vida al propio Ricardo y a su hijo Edmundo. Cuentan que los Lancaster colgaron su cabeza con una corona de papel en la muralla de su propio castillo como escarmiento a su osadía. 
El mito que rodea esta victoria se debe en parte a Shakespeare, que la incluyó en su obra "Enrique VI" aunque sin duda muy exagerada.
Pero no todo estaba terminado para los York, puesto que el monarca seguía teniendo ataques de locura, y la inestabilidad de reino se mantuvo durante varios años, siendo evidente que la nobleza aprovechaba cualquier ocasión para reclamar más poder. 
Uno de los enfrentamientos más sangrientos de esta etapa, fue la batalla de Towton, donde parece que se enfrentaron más de 75.000 soldados entre ambos bandos. En ella dicen que murieron en un solo día más soldados que en toda la historia de Inglaterra, no sabemos si es cierto, pero sí que supuso una importante victoria para los yorkistas, después de la cual lograron expulsar a sus enemigos al exilio hacia tierras escocesas.
La victoria permite subir al trono a Eduardo IV de York, que gobernará bajo la atenta mirada del influyente conde de Warwick. Durante un tiempo las aguas parecieron calmadas, pero en realidad muchos de los castillos del norte seguían en manos enemigas, y además, un conflicto matrimonial terminó por romper esa aparente estabilidad.
http://www.tudorplace.com.ar/images/Woodville,Elizabeth.jpg
Retrato de Elizabeth Woodville

Cuando Eduardo IV decide casarse en secreto con Isabel Woodville, no sólo rompe lazos definitivamente con Francia -algo que estaba en contra de los planes de Warwick que ya había firmado un acuerdo matrimonial para el rey- sino que con esta decisión favorecía a la familia de la novia desplazando de su lado al influyente conde.
Despechado por la actitud del rey, Warwick conspira en la sombra aunque su conjura fue descubierta a tiempo y enviado al exilio. Sus ansias de venganza no se calmaron fuera de Londres, y no era de extrañar que entrara en contacto con la depuesta reina Margarita, que seguía refugiada en el norte. Entre ambos comenzaron a planear un nuevo ataque para devolver el trono a los depuestos Lancaster.
Batalla de Barnet, Inglaterra 1471.

Confiados en su victoria, atacaron en la batalla de Barnet (1471), pero contra todo pronóstico, el conde de Warwick muere durante la misma y Enrique termina derrotado definitivamente y hecho prisionero se le encarcela en la Torre de Londres donde será asesinado.
Esta derrota supone que la corona quedaba en manos de los York, al menos durante unos catorce años, pero cuando el monarca, Eduardo IV de York, muere las cosas vuelven a complicarse. Los jóvenes herederos son todavía niños, el futuro Eduardo V y el pequeño Ricardo de York, que quedaron bajo la tutela de su ambicioso tío Ricardo, duque de Gloucester.Las intenciones de este oscuro personaje quedaron claras desde un principio: ser nombrado legítimo heredero.Para ello tenía que prescindir de los príncipes a los que acusó de ser bastardos, con el argumento de que su padre ya estaba casado antes de su matrimonio con Isabel Woodville. Los encerró en la Torre de Londres, de la que nunca salieron con vida, y cuenta la leyenda que mandaría asesinarlos como recogió Shakespeare en su obra "Ricardo III".
Sin ningún obstáculo por delante y tras conseguir el apoyo del Parlamento, Ricardo sería nombrado monarca con el título de Ricardo III, iniciando con ello la fase final de la Guerra de las dos Rosas.
Parecía que los Lancaster habían sido definitivamente derrotados, pero no era así, ya que existía una poderosa coalición entre los defensores de los asesinados príncipes que seguían reclamando el trono, y algunos parientes lejanos de los Lancaster que lo hacían pero de forma indirecta. Entraba en escena una nueva nueva dinastía: los Tudor.  
Enrique VII Tudor

Esta familia eran parientes del asesinado Enrique VI, y su representante, Enrique Tudor, decide reclamar el trono al usurpador Ricardo III. En la batalla de Bosworth (1485) ambos bando se enfrentaron, pero los yorkistas fueron traicionados por algunos de sus nobles, y Ricardo muerió en combate. Su cuerpo fue exhibido como trofeo por las tropas enemigas y enterrado sin honores en la Catedral de Leicester. Mientras que un vencedor, Enrique, es nombrado rey de Inglaterra con el nombre de Enrique VII Tudor. La unión definitiva entre las Casas de Lancaster y York, y con ello el final de la Guerra de las Dos Rosas, se consolidó gracias al matrimonio entre el monarca e Isabel de York (hija de Eduardo IV).Es entonces cuando las dos rosas fueron sustituídas en por el nuevo escudo Tudor, que curiosamente también era una rosa. Esta dinastía que gobernó Inglaterra durante unos 118 años, puso punto y final a las tradiciones medievales y al poder de la nobleza, se convirtió en una monarquía autoritaria e introdujo al país en una nueva etapa: el Renacimiento.
Escudo de la Casa Tudor
Sorprendentemente, uno de los personajes más destacados de este conflico vuelve a estar de actualidad. En 2012 se hallaron restos óseos enterrados bajos los cimientos de un aparcamiento en la localidad de Leicester, y los investigadores han confirmado tras las pruebas de ADN que estaríamos ante el esqueleto de Ricardo III. Pronto se desató una nueva disputa entre la asociación de descendientes del soberano -Plantagenet Alliance- que pretendía enterrarlo en York, y el ayuntamiento de Leicester que también lo reclamaba.
Finalmente, la justicia ha ordenado que el monarca sea enterrado en la catedral de Leicester, donde parece que por fin podrá descansar en paz.
Ricardo III. National Portrait Gallery, London








Fuentes:
www.global.britannica.com
www.mainlesson.com 
www.artehistoria.jcyl.es
Imágenes: Wikipedia Commons

Seguir leyendo...

La Estela de Ahmose: el registro climático más antiguo del mundo

19 mayo 2014

The Tempest Stela of Ahmose. Reconstruction of the face (R) and back (L). (Malcolm H. Wiener and James P. Allen, 1998)
La conocida como "Estela de la tempestad" escrita en tiempos del faraón Ahmose, se ha convertido tras los últimos estudios realizados, en una de las descripciones del clima más antiguas de la que se tienen noticias.
Encontrada en Tebas, está piedra calcita muy fragmentada incluye los restos de 40 líneas en jeroglífico que nos habla de un extraordinario fenómeno meteorológico ocurrido en época de este faraón. Se describen intensas lluvias y tormentas que duraron varios días, con cielos enegrecidos y grandes inhundaciones, que llenaron de cadáveres flotando en río Nilo y que destruyeron todo a su paso desde el Delta hasta las zonas del Alto Egipto.
Durante un tiempo los investigadores habían pensado que este antiguo texto se refería de forma metafórica a la destrucción provocada por la invasión de los pueblos del norte, los hicsos, que habían conquistado las tierras del Bajo Egipto provocando la pérdida de la hegemonía de los faraones en esa parte del imperio.
Pero las últimas investigaciones confirmarían que en realidad el texto está describiendo un acontecimiento climático real que podría estar relacionado con la explosión del volcán de la isla de Thera, registrado en 1621-1605 aC.  

¿Qué sucedió en Thera? 
Thera está formada en la actualidad por la isla de Santorini (mar Egeo), y en ella se produjo uno de los fenómenos volcánicos más graves de la antigüedad datado durante la Edad del Bronce. El colapso de la caldera volcánica causó una enorme erupción que pudo notarse en todo el área del Mediterráneo oriental, y el tsunami posterior debido a su onda expansiva, barrería la isla de Creta y gran parte de las costas de Oriente Próximo.  
Según los científicos esta catástrofe natural, pudo causar un cambio atmosférico acompañado de intensas lluvias e inhundaciones en toda esta zona. Los registros demuestran que se vieron afectados de forma decisiva la agricultura y el comercio en esta parte del mediterráneo, y con ello el desarrollo cultural de distintas civilizaciones de la región, como sucedió con la cultura cretense.
Se han realizado simulaciones sobre las consecuencias de esta enorme explosión y el resultado ha causado tanta electricidad estática que no es de extrañar que el cielo se inhundara de numerosos rayos similares a la "tormenta de fuego" de la que nos habla la estela. Los climatólogos consideran que las gigantescas nubes de humo y cenizas pudieron ser vista en todo el mar Egeo, llegando a notarse incluso en el interior de Egipto, lo que confirmaría la veracidad del texto.

Además este tipo de cataclismos no son un fenómeno extraño, puesto que se han registrado perturbaciones atmosféricas similares después de otras grandes erupciones como la ocurrida en 1815 en el volcan Tambora (Indonesia), que causó una enorme nube de cenizas que ocultó el sol durante meses y dio lugar a un año "sin verano" desde el Índico hasta las costas de Inglaterra, o la del volcán Krakatoa en 1883 con similares consecuencias catastróficas. 
20120529-Minoan_Ash.png
Onda expansiva de nube y cenizas tras la explosión del volcán en Thera

 

Leyendo detenidamente el texto egipcio se describen fenómenos que coinciden con los que tuvieron lugar en Thera: una explosión ensordecedora, numerosos terremotos, cielos cubiertos de cenizas durante varios días, tormentas de truenos y fuertes lluvias. El descubrimiento de restos de piedra pómez en Tell el-Daba, en la región del Delta oriental, todavía sorprenden a los investigadores que aseguran pertenecientes a la explosión del volcán.
Después de el extraordinario fenómeno, se cuenta como el faraon Ahmose se dedicó a restaurar los templos y campos destruídos, a devolver los objetos sagrados a sus santuarios y la esperanza a sus habitantes. Ahora cobran nuevos significado estas palabras, porque no se refieren a la reconquista de las tierras del norte gracias al ejército del faraon, sino a una reconstrucción real de un territorio destruído por una catástrofe natural.
Existen otras evidencias que confirman esta teoría. En el papiro de Rhind se mencionan también truenos y lluvias, lo que demostraría la preocupación de los egipcios por este fenómeno.
¿Por qué es tan interesante la Estela de la Tempestad?
Cabeza de Ahmose. Metropolitan Museum of New York
Porque si esta piedra describe realmente la erupción de Thera y considerando que el propio faraón fue testigo del fenómeno, tendíamos que modificar la datación que hasta hoy se tiene de su reinado como primer faraón de la dinastía XVIII, en unos 50 años aproximadamente, y con ello sería también necesario cambiar la cronología en la Lista de Reyes que ha servido para ordenar a los faraones del Antiguo Egipto.
Pero es que este descubrimiento además pondría nueva fecha a otros acontecimientos históricos del Cercano Oriente, como por ejemplo, la caída del poder de los cananeos -los llamados hicsos-. El pueblo invasor procedente de las costa oriental de Siria y Palestina que desde mitad del siglo XVII a.C y durante cien años gobernó la zona del delta del Nilo.
Fue precisamente el faraón Ahmose el que consiguió derrotarlos y expulsarlos definitivamente, y los científicos creen que la explicación a esta derrota puede estar relacionada con la destrucción de Thera. 
Han planteado que los hicsos sufrieron la destrucción de sus puertos y su enorme flota a consecuencia del tsunami tras la explosión del volcán. Perdieron así su poder marítimo, y fue en ese momento de debilidad cuando Ahmose pudo imponerse sobre ellos y conseguir reunificar el imperio bajo su mando.
Ahmose derrotando a los hicsos
Ahmose I que había llegado al trono tras la muerte de su padre y su hermano, lograría amplia los territorios del imperio hacia el sur en Nubia y reorganiza la administración del país. Emprendió numerosas construcciones, abrió nuevas rutas comerciales y supo poner las bases de la etapa más importante del Antiguo Egipto: el Imperio Nuevo. 
Si consideramos la nueva interpretación de la Estela de la Tempestad, además fue testigo excepcional de una catástrofe sin precedentes en la historia antigua.

Fuentes:
www.news.uchicago.edu 
www.jstor.org
Seguir leyendo...

Los iberos: un pueblo de guerreros y heroes

21 abril 2014

File:Guerrero de Mogente.jpg
Los iberos que formaron un conjunto de pueblos asentados en la Península Ibérica desde el siglo V a.C hasta su completa romanización en el siglo I a.C, siguen manteniendo cierto misterio entre los investigadores porque aunque sabemos de ellos por los textos clásicos de geógrafos e historiadores como Estrabón, su escritura se mantiene indescifrable hasta la fecha, así que debemos conformarnos con el estudio de los restos arqueológicos.
Es a través de la cultura material como podemos conocer algo más de estos pueblos prerromanos y descubrimos que el mundo ibérico se presenta muy complejo, no sólo por la variedad de pueblos que lo conforman sino también por las múltiples influencias recibidas a lo largo del tiempo, sobre todo de fenicios y griegos. En un principio se les consideró como uno más de los pueblos "invasores" de la Edad del Hierro pero en la actualidad, la cultura ibérica se confirma como el resultado de una larga evolución autóctona.

¿Pero a quiénes llamamos íberos? En realidad, son grupos regionales como los turdetanos, los bastetanos, o los contestanos que no formarían una unidad estatal sino varios centros de poder dipersos por un amplio territorio que se extiende desde el suroeste peninsular hasta más allá del Ebro. Quizás no fueran conscientes de formar una cultura homogénea, de tener una identidad como pueblo como los identificaron los griegos, pero es evidente que compartían rasgos comunes tanto en la organización del poder, como en la economía y sobre todo en la expresión artística.
El arte se convierte así en una fuente de incalculable valor para entender mejor el mundo íbero, y el estudio de la escultura y la cerámica han centrado las principales investigaciones. En el caso de la cerámica, estaba realizada en barro cocido y ya utiliza la técnica del torno desde época fenicia. Tiene una gran variedad tipológica y funcional, encontrándose piezas tanto de uso doméstico como funerario (urnas cinerarias) que suelencarnassier.gif (80775 bytes) estar decoradas con motivos geométricos y vegetales aunque a partir del siglo III a.C, sufrieron un cambio estilístico y comenzaron a usar iconografía zoomórfica y humana coincidiendo con un nuevo contexto histórico en la península. Por esas fechas, los pueblos iberos entran en contacto con cartagineses y romanos durante la Segunda Guerra Púnica y aumenta la romanización. Pero lo importante de estas cerámicas es que gracias a ellas podemos comprender mejor su compleja estructura social, sobre todo en aquellas vasijas de gran tamaño que los investigadores como Dr. Uroz Rodríguez consideran piezas "especiales". El laborioso trabajo y la temática utilizada no es común, y demostrarían que fueron realizadas por encargo y con fines propagandísticos para mayor gloria de sus propietarios.
Presentan una imagen de sociedad muy jerarquizada dominada por una casta de jefes militares, prestigiosa y noble, que se distingue claramente del resto de los grupos sociales, sobre todo de los campesinos. Un buen ejemplo de esas piezas singualres lo encontramos en el llamado "Vaso de los caballeros" del yacimientos de La Serrata (Alcoi) o en la vasija de Libisosa en Albacete.
Vasija de los Caballeros de la Serrata. Siglo IV a.C. Alcoi (Valencia)
Vaso de los Caballeros. Yacimiento de Libisosa. Foto: Héctor Uroz Rodríguez
En ambas piezas se repite el mismo esquema con escenas de de caza y de lucha entre personajes masculinos, montados a caballo y rodeados de una peculiar decoración vegetal. Los invetigadores ven en ellas el reflejo de un mundo propio de creencias que aunque influídas por la presencia de otros pueblos colonizadores que usaban ya esa iconografía, no son una simple imitación porque tanto las formas como la combinación de elementos son originales iberos.
Detalle del jinete.
Predomina la representación de guerreros o caballeros, es decir, de la oligarquía dominante, y se piensa que la intención era demostrar su poder y prestigio. Una especie de publicidad encubierta donde recrean un pasado mítico, ficticio o no, al igual que hicieron otras culturas de la época a través de la escultura como en el caso de los griegos.
Las figuras masculinas luchando entre sí no son escenas sangrientas sino la representación de una "idea de lucha", son héroes de una pintura simbólica, algo así como una lucha ritual de exhibición propia de los jóvenes de la aristocracia local.
Detalle de la Vasija de los Caballeros de La Serrata.

También en ambas piezas aparece la figura de un flautista, algo muy frecuente en otras piezas cerámicas lo que nos indicaría que la música formaba parte del ritual de la nobleza ibérica, y curiosamente el instrumentos utilizado tienen una clara influencia griega puesto que se trata de una flauta doble o aulós.
Calco de la decoración de la Vasija de los Caballeros de La Serrata. Autor: E. Cortell, Museo d´Alcoi

Como vemos en la imagen, las figuras siguen una disposición concreta mediante una especie de narración. Por ejemplo en la encontrada en La Serrata, de izquierda a derecha vemos en primer lugar una mujer tocando el aulós griego, junto a ella un hombre parece cazar un animal con lanza, a continuación varios jinetes de perfil y por último un combate entre dos caballeros. Todas las figuras se realizan de forma simplificada, con el torso de frente mientras que el rostro y las piernas se mantienen de perfil. Por la importancia dada a la figura de los caballos, podemos indicar que era un símbolos de prestigio entre la nobleza aunque su uso era minoritario.
Como vemos, la lucha y el combate son parte esencial de la iconografía ibérica y suele ser el tema central en la cerámica. Estaríamos ante una sociedad guerrera, donde las armas tuvieron un gran desarrollo no sólo como elemento defensivo sino también de prestigio y estatus social, como evidencian los numerosos restos hallados en ajuares funerarios.
Falcata ibérica
Entre estas armas destaca la "falcata", una de las más eficaces espadas de la antigüedad formada por una hoja curva de empuñadura cerrada que a veces se decora con animales. Además de ella, los guerreros también portaban escudos como el scutum (rectangular y ovalado) o la caetra (circular), ambos realizados en cuero endurecido, así como corazas y cascos con apliques metálicos. File:Detall del vas dels guerrers, Edeta - Tossal de sant Miquel, Museu de Prehistòria de València.JPGDe la valentía y arrojo de los guerreros íberos quedan testimonios en autores clásicos y por ellos sabemos que participaron como mercenarios junto a los cartagineses y como tropas auxiliares con los romanos. Según cuentan, los guerreros iberos realizaban una especie de juramento de fidelidad (la devotio ibérica) hacia un jefe o caudillo al que prometían defender a cambio de protección. Este tipo de contratos ya existían en otras culturas centroeuropeas y pudieran ser el origen del vasallaje feudal.
Dama de Baza. Piedra caliza. siglo IV a.C

Pero no todo estaba centrado en los hombres, porque las mujeres íberas también tuvieron un importante papel en la sociedad sobre todo aquellas que pertenecían a la aristocracia. Tenemos restos de iconografía que la presenta vestidas a la moda "orientalizante" con trajes, joyas de filigrana y peinados similares a las diosas púnicas. Las esculturas halladas en Baza y Elche confirmarían que algunas de ellas mantuvieron una función muy influyentes como sacerdotisas o diosas-madre.
El relato que nos cuenta Salustio sobre este pueblo íbero habla de mujeres que escogían para el matrimonio el guerrero más valiente y de ceremonias de casamiento con desfiles de músicos y bailarines.
http://1.bp.blogspot.com/-dPEib0RlEjg/T5sW99EdwQI/AAAAAAAACsI/mZ2HqAvjptk/s1600/C%C3%A1lato-2.gif
Escena de boda. Cerámica de San Miguel de Liria (Valencia)

La diosa domadora de caballos. Yacimiento de la Alcudia.
En cuanto a la religión que profesaban refleja cierta influencia oriental con la adopción del  tema mitológico de animales fantásticos de fauces abiertas y dioses alados. Un complejo mundo de creencias donde se mezclan las divinidades naturales y antropomorficas similares a las de otras zonas del Mediterráneo.

Si a esto añadimos el hallazgo de numerosos exvotos antropomórificos podemos llegar a pensar que estos pueblos practicaban una intensa espiritualidad, pero si exceptuamos los restos de algunos santuarios y las necrópolis descubiertas tenemos pocos datos y la interpretacón que podamos dar es mera especulación.
Las investigaciones siguen abiertas y se hacen nuevos descubrimentos, pero por el momento el fascinante mundo de guerreros y héroes íberos siguen guardando muchos de sus secretos.


Para saber más sobre la cerámica ibérica
La Sociedad Ibérica a través de la cerámica 

Vajilla ibérica y vasos singulares.

Fuentes:
Archivo Español de Arqueología.Héctor Uroz Rodríguez
www.museuprehistoriavalencia.es
www.regiondemurcia.com
www.ceab.es
www.la-contestania.blogspot.com

Seguir leyendo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba